Investigación muestra el punto débil e inmunológico y la fuerza de los bebés

Un nuevo estudio realizado por los investigadores de la Universidad de Columbia explica por qué los bebés atrapan tantas enfermedades respiratorias comunes y revela un grupo especializado de células inmunes presentes solo en bebés que los ayudan a hacer frente a los nuevos patógenos.

Investigación muestra el punto débil e inmunológico y la fuerza de los bebés-1

Un nuevo estudio realizado por los investigadores de la Universidad de Columbia explica por qu√© los beb√©s atrapan tantas enfermedades respiratorias comunes y revela un grupo especializado de c√©lulas inmunes presentes solo en beb√©s que los ayudan a hacer frente a los nuevos pat√≥genos."Sabemos poco sobre c√≥mo se desarrolla el sistema inmune a lo largo de la vida, y la mayor√≠a de lo que sabemos sobre el desarrollo del sistema inmunitario en ni√Īos proviene de estudios en animales", dice Donna Farber, PhD, experta en desarrollo de sistemas inmunes en la Universidad de Columbia, la Facultad de M√©dicos de la Universidad de Columbia.y cirujanos que dirigieron la investigaci√≥n."Pero los ratones se desarrollan mucho m√°s r√°pido que los humanos y sus sistemas inmunes son un poco diferentes a los nuestros".

Utilizando un tesoro de muestras de tejido de donantes fallecidos de órganos pediátricos, el equipo de Farber pudo identificar aspectos del desarrollo del sistema inmune que distinguen a los bebés de los adultos.Las células inmunes en pulmones y intestinos toman tiempo para madurar

Un estudio, publicado en Immunity, encontr√≥ que las c√©lulas inmunes especializadas llamadas c√©lulas T de memoria, formadas despu√©s de la primera exposici√≥n a un pat√≥geno, se acumulan r√°pidamente en los pulmones y los intestinos a trav√©s de 3 a√Īos y m√°s gradualmente en la sangre y los tejidos linf√°ticos.Estas c√©lulas permiten a los ni√Īos y adultos mayores montar una respuesta inmune inmediata y espec√≠fica durante el siguiente encuentro con un pat√≥geno.Pero hay un enganche.

"Encontramos que las c√©lulas T de memoria en ni√Īos peque√Īos no son funcionalmente maduros y solo comienzan a tener la capacidad de inmunidad protectora alrededor de las edades de 4 a 6 a√Īos", dice Farber."Esto explica por qu√© los beb√©s y los ni√Īos peque√Īos son m√°s vulnerables a las infecciones respiratorias recurrentes y otras enfermedades infecciosas en comparaci√≥n con los adultos".Los hallazgos tambi√©n pueden explicar por qu√© la introducci√≥n de alimentos a los ni√Īos durante el primer a√Īo de vida podr√≠a prevenir alergias alimentarias severas."Las c√©lulas T de memoria tempranas son m√°s tolerantes que las c√©lulas de la memoria madura, por lo que no van a crear una respuesta inmune contra los nuevos alimentos", dice Farber.

El 'arma secreta' protege a los beb√©s de los nuevos pat√≥genos, pero si bien los beb√©s son altamente susceptibles a las infecciones recurrentes, un segundo estudio, publicado en la inmunolog√≠a de la naturaleza, descubri√≥ que los beb√©s tienen una forma √ļnica de hacer frente a nuevos pat√≥genos.Los investigadores encontraron grupos de c√©lulas B productoras de anticuerpos rodeados por c√©lulas T en los pulmones de los beb√©s.Este tejido linfoide asociado a Bronchus, o BALT, se forma entre los 6 y 12 meses de edad y desaparece despu√©s de los 3 a√Īos.

"Balt permite que el pulm√≥n haga anticuerpos con pat√≥genos respiratorios mucho antes de que la memoria de las c√©lulas T se haya desarrollado, pero se desmorona en la infancia posterior cuando ya no son necesarios", dice Farber."Este mecanismo ayuda a los ni√Īos peque√Īos a responder a los diferentes pat√≥genos respiratorios que encuentran temprano en la vida".Tambi√©n puede explicar por qu√© los ni√Īos peque√Īos son m√°s resistentes a las nuevas infecciones respiratorias en comparaci√≥n con los adultos, incluido SARS-CoV-2.

"Con Sars-Cov-2, un virus que nadie hab√≠a encontrado antes antes, vimos que las personas de 50 y 60 a√Īos eran muy susceptibles a Covid severo, pero la mayor√≠a de los ni√Īos expuestos a SARS-Cov-2 estaban bien, y muchos no lo hicieron 'Incluso tiene s√≠ntomas ", dice Farber."Eso nos dijo que los beb√©s y los ni√Īos peque√Īos deben tener algunas adaptaciones para responder a los nuevos pat√≥genos que los adultos no tienen".Balt tambi√©n puede ser una raz√≥n por la cual algunos ni√Īos desarrollan asma y alergias cr√≥nicas."Es posible que estas enfermedades sean causadas en parte por la persistencia anormal de BALT hasta la infancia, lo que podr√≠a desencadenar una reacci√≥n exagerada a ciertos ant√≠genos", dice Farber.

Farber agrega que el estudio puede proporcionar pistas sobre por qu√© los primeros ensayos de las vacunas covidas intranasales no han demostrado ser prometedoras en adultos, mientras que la vacuna contra la influenza intranasal tiende a funcionar mejor en los ni√Īos."Podr√≠a ser que este tipo de vacuna funcione mejor en los ni√Īos porque tienen estructuras BALT que pueden iniciar nuevos anticuerpos en los pulmones"."Balt brinda cierta protecci√≥n, pero claramente no protege a los ni√Īos peque√Īos de todo", contin√ļa Farber."Tenemos que recordar que antes de las vacunas, un tercio de los ni√Īos murieron de enfermedades infecciosas durante la infancia. Por lo tanto, las vacunas infantiles son realmente importantes para protegernos".(Y YO)

Samuel Sanchis Benito

Me llamo Samuel Sanchis Benito y soy entrenador personal y apasionado del mundo Fitness.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Esta p√°gina web utiliza Cookies con el √ļnico fin de mejorar la experiencia de navegaci√≥n. Leer M√°s